jueves, 29 de enero de 2009

ESPAÑA INVESTIGA A ISRAEL POR GENOCIDIO. Estamos en elecciones.


El juez Fernando Andreu ha imputado al ex ministro de Defensa Benjamín Ben-Eliezer y a seis militares israelíes un delito contra la humanidad por un ataque en la franja de Gaza el 22 de julio de 2002

Por L. Conde

Bueno, pues ya hemos llegado hasta aquí. La otra noche en TV1 un joven le hizo una pregunta al Presidente del Gobierno del Reino de España, Zapatero. Venía a decir que si España vendía armas a Israel, cómo sabía si eran o no empleadas contra los palestinos. Zapatero se puso nervioso y no dio con bola, acabó diciendo que no, que Israel compraba armas a España, España estaba encantada de tener clientes no morosos, pero que luego esas armas las ponía el Tzahal en vitrinas expositoras. La política es lo que tiene, que una cosa es lo que se piensa, otra lo que se dice y otra lo que se hace. Y para sobrellevar eso, entender el juego y saber jugarlo hay que ser un "hombre de Estado" y, lamentablemente, el Sr. Zapatero no lo es. Es un izquierdista de los de ahora y de los de antes aquí en España, que jamás vivieron en un país comunista de verdad, pongamos Rumanía, Bulgaria, Unión Soviética, o la Alemania del Este. Nada que ver con los comunistas de Italia, España o Francia.

Pues la pregunta le pilló en época de elecciones, el 1 de marzo se la juegan en Euskadi y Galicia, y ya se sabe que ser "prolalestino" da votos porque hay que votar a la buena gente que apoya a los "débiles" aunque venda armas "a los fuertes". A ver si no mezclamos las cosas .

Está muy bien traída hoy esta noticia de imputar a Israel en un "genocidio" ocurrido en el 2002. Había que contrarrestar la lastimosa respuesta de Zapatero y lavar un poco la imagen de España exportadora de armas a los malos. El caso es que no se le vuelva el juicio en contra con esa figura legal de quién es realmente culpable, el que empuña el arma o el que se la vendió, o el que la fabricó y así hasta el absurdo.

Bromas aparte, esto es de una irresponsabilidad política impresionante. Me recuerda a un terrateniente de un país de Sudamérica que hace años sofocó una revuelta indígena en su Hacienda culpando al capataz (indio, por supuesto) de las crueles condiciones de trabajo de sus subordinados. Hizo la vista gorda cuando el capataz fue linchado por los suyos y reemplazado por uno más cruel todavía. Cuando preguntaron al hacendado si no le preocupaba el futuro de su Hacienda, si no le preocupaba el futuro de sus hijos que la heredarían, la respuesta fue esclarecedora: "Los que vengan detrás que se jodan.".


Y en esta dicotomía de fuertes-débiles, izquierda-derecha, buenos-malos; estamos. Y digo yo que los políticos (aún no saben que eso de derecha-izquierda ya está superado) con estos discursos, pensaran que el electorado está compuesto de gente boba, que la hay, pero dan la impresión que sólo hablan para "esa gente".

Se nos murió el dictador de viejo y en la cama, vaya ejemplo de país que se permite juzgar a otros.

Shalom.

1 comentario:

Europaestáperdida dijo...

El buenismo de Europa asusta tan pendiente está de la paz social para no ver peligrar sus cuentas de beneficios. Qué decadencia y qué bueno hace Zapatero el refrán español de a dios rogando y con el mazo dando. Que explique donde están las vitrinas expositoras con las armas que Israel compra a España. Qué asco de hipocresía.