martes, 24 de marzo de 2009

ESPAÑA NO ES ANTISEMITA, QUE VA. CRONOLOGÍA DE HECHOS ANTISEMITAS SÓLO EN EL MES DE ENERO 2009 EN ESPAÑA.

Leído este artículo de Alberto Benasuly, en la página de Simy Benarroch


Selección de acontecimientos de interés judío (No están todos los que son)


Por Alberto Benasuly, Madrid


España es el país europeo donde más fuerte sonaron las acusaciones de genocidio y nazismo lanzadas contra Israel por atacar Gaza y matar a unas 1.300 personas, más de la mitad “mártires” del movimiento terrorista Hamás, como admitió esta organización de fanáticos. Las más numerosas manifestaciones tuvieron lugar en Madrid y Barcelona, aunque también se celebraron en toda la geografía española, como la concentración convocada por la Comunidad Islámica de Pamplona, capital de Navarra, y actos similares en Oviedo, Córdoba, Sevilla y Almería. Asimismo hubo manifestaciones en las dos ciudades autónomas de Ceuta y Melilla con gran población musulmana.


MADRID, viernes 9 de enero de 2009.


Artistas e intelectuales -los del “no a la guerra”- presentaron en el Círculo de Bellas Artes de Madrid la gran manifestación del próximo domingo 11 de enero, que recorrerá el centro de la capital, convocada por el PSOE (partido en el Gobierno de España), Izquierda Unida, los tres principales sindicatos y más de 40 asociaciones. Según informó Servimedia, el contenido del manifiesto fue aprobado por el PSOE después de un encuentro de varias horas con los demás convocantes. Los responsables socialistas se negaron a que la palabra “genocidio” estuviera en el texto. No obstante, por presión de la extrema izquierda, aceptaron que dicho término figure en la pancarta de cabecera con la que se abrirá la manifestación. El manifiesto califica a Israel de estado criminal y se le acusa de pretender poco menos que exterminar a la población palestina. Una vez presentado a la prensa el manifiesto, los asistentes se hicieron una foto de familia, coreando lemas como: “Palestina vencerá” o “Todos somos palestinos”.


BARCELONA, sábado 10 de enero de 2009.


Decenas de miles de personas –entre 30.000 y 180.000 personas según las fuentes- reclamaron el cese de la ofensiva militar en Gaza y el boicot comercial a Israel por parte de Catalunya, en una marcha convocada por “Atarem la guerra”, con la adhesión de más de 300 entidades cívicas y bajo el lema “Paremos la masacre de Gaza”. Al frente de la manifestación estaba el líder de Iniciativa (extrema izquierda), Joan Saura, actual Consejero de Interior del Gobierno catalán. A poca distancia, iba un encapuchado blandiendo en la mano una pistola. Según e-noticies, los miembros de seguridad de la marcha se limitaron a pedirle que guardara la pistola y el hombre les obedeció. Sin embargo no se quitó el pasamontañas y la policía no le identificó. Saura afirmó posteriormente que la aparición de un encapuchado armado fue “una performance” y que él sólo acude a las manifestaciones “antiterroristas”, lo que incrementa la perplejidad. En la manifestación se vieron pancartas con lemas incitando al odio antisemita. Se oyeron soflamas a favor de la guerra santa y gritos de apoyo a la organización terrorista Hamás. También se repartieron diversos panfletos haciendo objeto de serias amenazas a la periodista Pilar Rahola y a otros intelectuales catalanes, no judíos, que escriben artículos a favor de Israel, así como a un conocidísimo empresario judío de Barcelona, este último sólo por el hecho de ser judío. A las fotografías de estos intelectuales les habían pintado un blanco en la frente. El que un responsable de Interior encabece una manifestación en vez de velar por la seguridad es un hecho verdaderamente insólito en un país democrático. La agitación también ha tenido efectos alarmantes.


El Centro “Jabad-Lubavitch” amaneció al otro día con rotura de cristales y pintadas en su fachada, como “basta genocidio” y “Palestina”. Estos hechos y la presencia de Saura tras la pancarta han producido un profundo malestar en la comunidad judía de Cataluña.


Madrid, domingo 11 de enero de 2009, a las 12 horas.


Tras una pancarta en la que se podía leer “Paremos el genocidio en Gaza”, unas 250.000 personas según los organizadores, aunque no hay cifras oficiales, desfilaron durante dos horas y pico por el centro de Madrid con el respaldo de PSOE, Izquierda Unida, sindicatos, colectivos musulmanes y los artistas e intelectuales habituales en este tipo de protestas, así como del ex director de la Unesco, Federico Mayor Zaragoza. La manifestación sin duda ha sido una de las más multitudinarias de Europa. Inició su recorrido en la plaza de Cibeles. A la cabeza del gentío se encontraba un nutrido grupo de musulmanes, que, antes de arrancar, quemó varias banderas israelíes y gritó “asesinos” o “viva la lucha del pueblo palestino”. Algunas de las frases que corearon los participantes fueron “Israel asesino”, “¿Cuántos más vais a matar?”, “Israel matando y el mundo está mirando”, “Israelitas terroristas”, “No es una guerra, es un genocidio” y “Todos somos palestinos”. Pero quizás lo más reseñable fueron algunas de las pancartas que pudieron verse: desde acusaciones de “terrorismo de Estado”, a banderas de Israel con la esvástica en lugar de la estrella de David. Al llegar a la Puerta del Sol, lugar donde culminaba el acto, dos manifestantes se subieron a la estatua ecuestre de Carlos III, a quien colocaron un pañuelo y una bandera palestina. También algunos se subieron a un camión con una pancarta que se mofaba groseramente del Holocausto (“Israel: te puedes meter mi hipoteca por tu Holocausto”).


http://pinia-colada.blogspot.com/

Pese a todo, lo más grave llegó después de la manifestación, cuando se inició una marcha ilegal de varios cientos de exaltados, la mayoría musulmanes, por la Carrera San Jerónimo hasta el Congreso de los Diputados, donde cuatro furgones policiales custodiaban el edificio. Una vez allí, hicieron una breve sentada. Continuó la marcha de forma caótica, ya que a la altura del Ministerio de Sanidad, camino de Atocha, dieron una vuelta de 180º para dirigirse a la Embajada de los EEUU. Allí, ante un amplio operativo policial, tuvo lugar la primera parada, mientras que la segunda, y definitiva, ocurrió a las puertas de la Embajada de Israel. Ante ésta, se congregó un millar de exaltados con sus pancartas, kefías y banderas. Algunos lanzaron piedras contra el edificio acristalado, otros sus zapatos, que -desde que un periodista iraquí se los arrojara a Bush- se han convertido en “símbolos de resistencia”. En total rompieron 37 cristales de las primeras plantas del edificio. La embajada israelí no sufrió impactos porque está situada en los pisos más altos. Los más violentos atacaron también a la Policía, hiriendo a dos agentes, y ésta tuvo que cargar para dispersar a los manifestantes y detuvo a uno de los más agresivos, que resultó ser un argelino con orden de expulsión de España por estar en situación irregular. Las oficinas vecinas, lejos de condenar a los causantes de los daños, señalaron que es “preferible” que la Embajada cambie de sede. Una muestra de “solidaridad” en un mundo al revés.


Madrid, lunes 12 de enero de 2009.


Desde el Partido Popular (PP) han criticado duramente la manifestación del PSOE y “sus artistas” contra Israel. El portavoz de Justicia del PP, Federico Trillo, ha acusado al Gobierno de ser el único país de la Unión Europea que ha tomado un “descarado partido” a favor de los palestinos. Trillo ha dicho que respeta el movimiento de “pacifismo manifestante” que existe desde hace años en la sociedad española, aunque no lo comparte. Por su parte, la portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, Soraya Sáenz de Santamaría, ha afirmado que el presidente del Gobierno “se ha invalidado para ser un interlocutor” en el conflicto en Oriente Próximo por “utilizarlo políticamente desde un mitin” como “arma” contra el PP. Pero esta oposición evita definirse y juega a las “medias tintas”. Por su parte, Rodríguez Zapatero insiste en la “desproporción” del ataque israelí, pese a que reitera que tampoco aprueba ni respalda las acciones de Hamás -como ha hecho desde su primera declaración pública sobre el conflicto, el pasado 5 de enero- y pese a que su partido, el PSOE, ha asegurado no compartir el lema de la manifestación que alentó el pasado domingo en Madrid, en el que se calificó de “genocidio” los ataques de Israel.


Creo que todos los partidos están con la mente concentrada en las muy próximas elecciones autonómicas de Galicia y Euskadi (País Vasco), y miden las palabras para no perjudicar sus resultados. Medias verdades por las dos partes y mucho bla-bla.blá.


Barcelona, 12 de enero de 2009 (y días siguientes).


El conflicto de Gaza ha acabado repercutiendo en la agenda de actos en memoria de las víctimas del Holocausto. El Gobierno de la Generalitat anuló de golpe una ceremonia pública de encendida de velas en la plaza del Rei, programada para el día 27 de enero, que iba a presidir Joan Saura. Se explicó que el anterior programa publicado en diciembre era un documento de trabajo y que se había decidido apostar por otro formato. “Peor” fue la justificación que dio un técnico del Ayuntamiento de Barcelona cuando se le pidieron explicaciones: “No es oportuno conmemorar el holocausto judío cuando se está cometiendo un holocausto palestino”. En la comunidad judía, el enfado fue mayúsculo y canceló una serie de actos organizadospor sus instituciones. Cuando se supo que el gobierno de Cataluña decidió cancelar el único evento público de conmemoración del Día del Holocausto, el Embajador de Israel en España, Raphael Shutz, envió una carta abierta al Presidente de la Generalidad de Cataluña, José Montilla. El Embajador expresó su profunda preocupación por la comunidad judía y por su seguridad en Cataluña y Barcelona, y al mismo tiempo, reclamó al gobierno catalán que condene “de manera clara, contundente e inequívoca” los actos violentos de los últimos días. Destacó, entre ellos, “el ataque y las pintadas” a una de las cuatro sinagogas de Barcelona, ocurrido el pasado 11 de enero, y le pidió que adopte medidas contra esta tendencia totalitaria que niega mediante amenazas y violencia, el derecho a la palabra a los ciudadanos catalanes por el solo hecho de apoyar a Israel. En cuanto a la manifestaciones del 10 y 11 de enero, el Embajador se queja del “doble rasero” de los organizadores y destaca que “los lemas y las consignas de estas manifestaciones nada tienen que ver con la paz, su único objetivo fue el de atacar a Israel”. Agregó el diplomático que “la presencia de encapuchados y de una pistola cuestionan su carácter pacífico”. Según fuentes de la Generalidad, que informaron a la agencia EFE, su presidente José Montilla llamó por teléfono al Embajador de Israel para “reprenderle” (sic) por denunciar el antisemitismo en Cataluña. Según estas fuentes, Montilla y Shutz acordaron hablar personalmente en una reunión que, al parecer, tuvo lugar en días cercanos al 20 de enero.


*Barcelona, jueves 15 de enero de 2009.


Daniel Sirera, presidente del grupo parlamentario del Partido Popular en el “Parlament de Catalunya”, ha denunciado que el portavoz adjunto del Partido Socialista de Catalunya en el “Parlament”, Joan Ferrán, animó en su blog a manifestarse contra Israel con la imagen de una joven ataviada con el tradicional pañuelo palestino (Kefía), sosteniendo un fusil de cuyo cañón cuelga una pequeña bandera palestina. Joan Ferrán fue miembro, en los años 70, de diversos grupos revolucionarios y, sobre todo, de la banda terrorista GARI (Grupo Acción Revolucionaria Internacionalista), que se dio a conocer con el secuestro en París de Baltasar Suárez, director de una sucursal del Banco de Bilbao en la capital francesa. Ferrán fue detenido en Barcelona y recuperó su libertad gracias a la amnistía de 1977. Poco después, inició su proceso de “reciclaje político”.


Sevilla, viernes 16 de enero de 2009.


La Universidad de Sevilla ha remitido a catedráticos, profesores y alumnos un panfleto con el membrete de la Universidad, pero sin firma, en el que se ataca virulentamente a Israel en el conflicto de Gaza. Concretamente se dice: “Además de causar la muerte o graves mutilaciones y heridas a personas civiles, el ejército israelí está atacando instituciones académicas y sociales que no pueden considerarse objetivos militares ni su destrucción ofrecer ventajas militares definidas y, por eso, no deben ser objeto de ataque ni de represalias”. Algunos catedráticos y profesores han preguntado quién es el autor del panfleto, por qué no va firmado, si el rector de la Universidad tiene conocimiento del mismo o si ha sido el Claustro de la Institución el que ha autorizado tal manifiesto. Nosotros también lo preguntamos.


Madrid, domingo 18 de enero de 2009, a las 12,30 horas.


Pese a la casi nula información en los medios, unas tres mil personas mostraron su apoyo a Israel en una concentración frente a la Embajada, convocada por la Asociación Solidaridad España-Israel (ASEI), que se celebró una semana después de la manifestación que terminó a pedradas contra el edificio de la Embajada. El lema de aquella manifestación acusaba a Israel de “genocidio”. El de esta concentración era muy distinto: “En defensa de Israel, contra la mentira y contra el terrorismo”. Muchos asistentes portaban banderas españolas, israelíes y enseñas multicolores. También hubo pancartas por el derecho de Israel, contra los terroristas del Hamás, y de apoyo a las víctimas israelíes y palestinas. Incluso se pudo ver alguna que lamentaba el tratamiento que los medios españoles están dando al conflicto. En el acto no se registró ningún incidente, aunque al principio la Policía rodeó y apartó a un pequeño grupo de personas portando banderas palestinas. Entre los participantes estuvieron Pablo Casado, presidente de Nuevas Generaciones del PP de Madrid, el periodista Herman Tertsch, Pilar Rahola y Jon Juaristi. Un diputado del PSOE en la Asamblea de Madrid, Juan Antonio Ruiz Castillo, leyó una declaración en defensa de Israel. A la que respondió un grupo de asistentes del PP: “Díselo a tu jefe”. Aludían a Rodríguez Zapatero y otros líderes del partido, que no secundaron esta concentración como sí hicieron en el caso de la marcha contra Israel. Pero, todo hay que decirlo, tampoco el PP dio su respaldo oficial a este acto. Los políticos que asistieron a la concentración lo hicieron a título personal.


En el manifiesto que se leyó durante la concentración se pidió “el fin del terrorismo de Hamás”, se apoyó al Estado de Israel “que tiene el derecho y la obligación de defender a sus ciudadanos” y se contestó a los políticos que consideran “desproporcionada” la operación israelí en Gaza. Antes de la intervención del Embajador israelí se guardó un minuto de silencio por todas las víctimas del conflicto.Los asistentes aplaudieron las palabras del Embajador cuando dijo que la “gran diferencia” entre esta manifestación y otras, es que los presentes en la de hoy lloran de la misma manera a sus víctimas civiles que a las del otro lado.


Zaragoza, domingo 18 de enero de 2009.


En la última página del diario “El Periódico de Aragón”, aparece una entrevista hecha a Ibrahim Abayat -Abiat según figura en el reportaje- en el que habla sin rubor alguno sobre el sufrimiento del pueblo palestino como si nada tuviera que ver con él. Sostiene este individuo que estuvo “encerrado” en la Basílica de Belén, en los lamentables sucesos de mayo de 2002 por los que 123 milicianos armados ocuparon y profanaron los citados lugares de culto cristiano. No fue un encierro sino un auténtico secuestro a mano armada por parte de los milicianos palestinos, entre los que figuraba el citado Abayat.


Nuestro amigo Miguel Martín, de Zaragoza, consiguió identificarle gracias a una búsqueda en internet y escribió una carta al director del diario, solicitando una rectificación, “porque no es de recibo la publicidad que este sujeto recibe en su diario, debiendo estar calladito y no dar lecciones de ética cuando su obligación y nuestro derecho es hacer pública su verdadera condición, la que oculta bajo una personalidad falsaria (…) mientras se ocultan sus delitos a la vista de los demás”. En efecto, se trata de Ibrahim Mussa Salam Abayat, refugiado en España desde el 2002. Tras la muerte de Atef Abayat, toma el mando de los “Tanzim” de Betlehem (Belén). En esta condición toma parte en la organización y ejecución de decenas de ataques a mano armada y con explosivos, que tienen como resultado el asesinato y heridas de un gran número de israelíes. Abayat ha organizado igualmente ataques armados y mediante disparos de mortero, contra el barrio de Gilo, cercano a Jerusalén. Tras un férreo asedio del ejército israelí, los ocupantes de la Basílica de Belén fueron desalojados gracias a los buenos oficios de la Unión Europea y otros países que se responsabilizaron de su extradición. Abayat y unos pocos más fueron aceptados, en condición de refugiados, por el Gobierno de entonces de José María Aznar.


Barcelona, martes 20 de enero de 2009.


Según informa El MUNDO, seis ciudadanos paquistaníes han sido detenidos en Barcelona el 20 de enero por un presunto delito de fraude fiscal y “financiación con fines terroristas”, en una operación ordenada por el juez Baltasar Garzón de la Audiencia Nacional. Entre los detenidos se encuentra Abdul Razzak Sadiq, cargo del Partido Socialista de Cataluña en un barrio de Barcelona. Los arrestos fueron practicados por la Guarda Civil, que practicó registros en Canarias, Madrid, Alicante, Albacete, Cataluña, y en la zona de La Rioja y Navarra. Los seis detenidos estaban manteniendo una reunión en Barcelona en el momento del arresto. Vivían casi todos en poblaciones de las afueras de Barcelona, en las que en los últimos meses se han llevado a cabo operaciones contra el terrorismo islamista. Tres días después fueron puestos en libertad con cargos, después de que el juez Garzón dijera que no tenía pruebas de que estuvieran financiando la Yihad. Sin embargo, siguen acusados de desviar de forma ilegal dinero a Pakistán.


Posteriormente, Rehman Malik, ministro de Interior de Pakistán, ha asegurado que Javed Iqbal, uno de los detenidos por los atentados de Bombay en los que murieron 179 personas, llegó desde Barcelona. Asimismo dijo que los investigadores han descubierto que algunos fondos transferidos desde Italia y España se emplearon para financiar el atentado.


Las últimas estadísticas de población musulmana en España señalan que los 644.688 marroquíes residentes en España representan la nacionalidad mayoritaria de musulmanes en nuestro país, a mucha distancia de los argelinos, que son 51.145 y de los paquistaníes, que alcanzan los 46.649.


Cataluña absorbe dos tercios de la población inmigrante paquistaní en España y un tercio de la marroquí. Que en Cataluña se encuentren más radicales islamistas no es casualidad, porque la política de inmigración catalana ha dado preferencia al asentamiento de musulmanes procedentes del Norte de África y también de tan lejos como Pakistán, porque al no ser hispanoparlantes se ven obligados a aprender el catalán. Lo que no ocurre con los inmigrantes católicos iberoamericanos que se entienden perfectamente en español con la población autóctona, y, supuestamente, no sienten necesidad de aprender el catalán, mermando así la política de identidad nacional de la Generalitat.


Por eso no es casualidad el importante número de actuaciones policiales en Cataluña contra elementos del islamismo radical en los últimos años, incluso impidiendo ataques terroristas en Cataluña. Sin ir más lejos, en el año 2004 se detuvo a varios paquistaníes por querer destruir un emblemático hotel en Barcelona. Pero cuando más cerca estuvo Barcelona de una masacre fue en enero de 2008, hace justo un año. Varios terroristas suicidas tenían previsto atentar contra el metro de Barcelona en hora punta, en lugares distintos y con mochilas-bomba. La Policía desarticuló el plan con pocos días de antelación.


¿Y qué hace Joan Saura, el Consejero de Interior?... negar cualquier peligro y ocultar a los catalanes la verdadera situación derivada del citado descontrol migratorio.


Madrid, domingo 25 de enero de 2009, a las 12 horas.


Una manifestación unió, una vez más, las embajadas de EEUU e Israel en Madrid contra el “genocidio” en Gaza. Convocaron la manifestación: Izquierda Unida, la asociación española “Paz Ahora”, la asociación Hispano Palestina “Jerusalén”, entre otras organizaciones de la extrema izquierda española. Recorrió la distancia entre el punto de partida, la embajada de EEUU en Madrid, y el destino, la embajada de Israel. Protestaron contra la “masacre” de los territorios palestinos de Gaza, contra la “ocupación” de Palestina por parte de Israel y pidieron al Gobierno español que rompa las relaciones diplomáticas con Israel.


Por su parte, en declaraciones a Europa Press, el portavoz de “Paz Ahora”, Julio Rodríguez, recordó que ya es la cuarta protesta sobre este asunto (esperemos que sea la última) desde que empezaron los bombardeos a finales de diciembre y que, tras una corta tregua esta semana, han vuelto a reanudarse las agresiones israelíes…”porque no había convicción por parte de Israel para mantenerla”. Evidentemente, don Julio no lee los comunicados de prensa de la Embajada de Israel en Madrid, ni falta que le hace.


Conmemoración del Día del Holocausto. Martes, 27 de enero de 2009.


A las 12,30 horas, en la Asamblea de la Autonomía de Madrid se celebró el ya tradicional Acto en Recuerdo del Holocausto, organizado por la Comunidad Judía de Madrid, Consejo Español de Mujeres Israelitas, Centro de Estudios Judeo-Cristianos, Judíos Universitarios Españoles y Grupo TZ, con la adhesión de la Embajada de Israel.


La jornada culminó a las 19 horas con el Acto Institucional en el Paraninfo de la Universidad Complutense, organizado por Casa Sefarad-Israel, bajo la presidencia del Ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Intervinieron varios coros infantiles, el del Colegio Ibn Gabirol con la canción “Elie, Elie” , el del Liceo francés interpretando la “Chanson de l´auvergnat”, el coro de la Fundación Instituto de Cultura Gitana con Genara Cortés cantando el himno gitano “Gelem, Gelem”, y dos interpretaciones de la Escolanía de La Abadía de la Santa Cruz del Valle de los Caídos. En el encendido de velas participaron varios supervivientes de Auschwitz, supervivientes republicanos de Mathhausen, varios líderes gitanos de España, descendientes de “Justos entre las Naciones” españoles acompañados por judíos “salvados” por ellos, … y recitado del Malé Rahamím por el Rabino Moshé Bendahan.


En Barcelona, la comunidad judía había anunciado que no asistiría al acto institucional del Día Internacional en Memoria de las Víctimas del Holocausto, en el “Parlament” con encendido de velas en la Plaza vecina de Sant Jaume, en lugar del acto público en la Plaza del Rei, pero también presidido por el Consejero Joan Saura. Para evitar la simbólica ausencia del colectivo más afectado por el genocidio nazi, el presidente de la Generalitat, José Montilla, se reunió el día anterior, lunes 26 de enero, con representantes de la comunidad para lograr el cese de las hostilidades. Además, cambió su agenda personal para homenajear a las víctimas del Holocausto en el “Parlament”. Ambos gestos convencieron a los representantes judíos para estar presentes “por deferencia al President”, como explicó Jorge Burdman, hermano del presidente de la Comunidad Israelita de Barcelona.


Al Acto del día 27, sólo asistieron representantes judíos de segunda fila, que no tomaron la palabra, aunque sí lo hizo una portavoz de las asociaciones gitanas y otra de los republicanos de Amical Mathhausen. Este Acto no convenció a todos los judíos de Cataluña.


Madrid, jueves 29 de enero de 2009.


Fernando Andreu, juez de instrucción de la Audiencia Nacional, con fama de “progresista”, ha admitido a trámite un proceso contra la cúpula político-militar israelí del 2002. Andreu en su Acta afirma: “existen indicios de crímenes contra la humanidad al tratarse de un ataque contra la población civil de inicio ilegítimo”. Los hechos: El 22 de julio de 2002, en plena intifada de El-Aksa, Israel ordena la ejecución selectiva del líder del Hamás, Salah Shihada, Un caza F-16 israelí lanzó una bomba de una tonelada sobre la casa de Shihada en el barrio de Al Daraj de la ciudad de Gaza. La bomba mató a Shihada y a otras 14 personas, entre ellas una familia entera de siete personas. Entre los 14 muertos había siete menores. El Centro Palestino de los Derechos Humanos elevó durante el año 2008 un pedido para procesar a los mandos de Israel ante el juez Fernando Abreu. Antes de decidir, el juez optó por una Comisión Rogatoria Internacional en agosto de 2008, en donde se le preguntaba a Israel si este país estaba llevando a cabo algún juicio o investigación sobre el caso. En su Acta, el juez indica que “las autoridades del Estado de Israel no han dado cumplimiento a la solicitud de cooperación jurídica internacional solicitada”. Por lo tanto, ha decidido aceptar la demanda, basándose en el principio de justicia universal del artículo 23.4 de la Ley Orgánica del Poder Judicial.


La Embajada de Israel en Madrid ha puesto en manos de la Audiencia Nacional toda la documentación remitida por su Gobierno sobre las decisiones adoptadas por la Corte Suprema de Justicia en relación con la muerte de Salah Shehade, el entonces jefe del brazo armado de Hamás. El Embajador ha dicho que la decisión del juez Andreu de investigar el ataque a Gaza en 2002 es consecuencia de una querella presentada por “motivos políticos” y “con el fin de deslegitimar la misma existencia de Israel”. El Ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, ha prometido a Tzipi Livni, su colega israelí, que el Gobierno español intentará cambiar la ley con el fin de suprimir los delitos de genocidio cometidos fuera de España de la jurisdicción de los tribunales españoles. Si, como es el caso, se celebró juicio en Israel ¿por qué nadie se dignó responder a la solicitud del juez español? Los periódicos del mundo titularon que “España lleva a juicio a militares israelíes por crímenes de lesa humanidad”. Una querella que se hubiera podido evitar.


El 31 de enero se publicó una curiosa noticia.


Detrás de esta querella, que ha provocado un enfrentamiento entre los dos países, está Gonzalo Boyé, uno de los abogados del Centro Palestino de Derechos Humanos. Boyé formó parte del MIR chileno, y colaboró en el secuestro de un empresario por parte de ETA, lo que le costó pasar 10 años en la cárcel por colaboración con banda armada. En prisión cursó sus estudios de Derecho. En los últimos años, el abogado ha defendido a etarras y personas vinculadas con ETA.


Segundo ataque a Sinagogas en Barcelona. Viernes, 30 de enero de 2009.


Según Europa Press, un hombre que vestía indumentaria militar atacó esta mañana la sinagoga del Call de Barcelona, en el nº 5 de la calle Marlet, e hirió a uno de sus empleados de atención al público con un bate de béisbol. Se trata del segundo ataque, en el mes de enero, a sinagogas de la capital catalana. El hombre rompió con el bate los carteles exteriores que identifican la sinagoga. Ante el ruido, el empleado se acercó al hombre, que le golpeó fuertemente con el bate. Ante estos hechos, los transeúntes que estaban el plena calle alertaron de la situación a los “Mossos d´Esquadra” que patrullan en el “Palau de la Generalitat”, los cuales se desplazaron y detuvieron al autor de los hechos. El herido fue trasladado a un hospital, donde le diagnosticaron fisuras en el brazo y golpes en la cabeza. Esta sinagoga, denominada Shlomo Ben Adret, está en el antiguo Call, la zona donde vivían los judíos de Barcelona en la Edad Media, hasta el asedio de 1391. Reconstruida en 2002, es visitada por turistas.


Los “Mossos d´Esquadra” informaron que el imputado por los hechos, un español mayor de edad, es miembro del Movimiento Social Republicano (MSR). Sus siglas, MSR, aparecieron también en las pintadas, a principios de enero, en el centro de Jabad-Lubavitch. El MSR es una organización que ha sido acusada en varias ocasiones de un delito de apología del genocidio y es uno de los partidos que conforma la plataforma electoral de la extrema derecha española, plataforma apoyada por Le Pen y el FN francés.


El emplazamiento de la Sinagoga Shlomo Ben Adret, dicen su propietario Miguel Yaffa y el historiador Riera, es el mismo que tuvo la antigua Sinagoga Major del Call medieval, pero es una opinión muy discutida.


Según fuentes judías de confianza, el día que atacaron el centro de Jabad-Lubavitch, también aparecieron pares de zapatos viejos en las demás sinagogas de Barcelona, excepto en la Sinagoga Principal. Los colgaron en cables que había delante de las sinagogas de Bet Shalom y la del Call. En la de Atid, al no haber cable a mano, dejaron los zapatos en el suelo.


El dibujante Romeu y el columnista Carlos Carnicero, entre muchos otros, nos obsequiaron con sus perlas de sempiterno antisemitismo. (El decrépito Antonio Gala lo hizo el 5 de febrero).


Y colorín colorado, este enero se ha acabado. Que no se repita.