viernes, 27 de marzo de 2009

ADAM I HAVA - LA LÁGRIMA - Cuento sefardí en Ladino.

Adán y Eva, de Lucas Cranach ‘El Viejo’ (1472-1553).


El Senyor del mundo vido a Adam i Hava asentados en un kanton, muy tristes por averle desovedesido i arrepentidos de lo ke avian echo.


Apiyadandose de eyos, de verlos ansi, tristes i abatidos, les disho:"Mis ijos, vos djuzgi i vos kastegi por lo ke izitesh, i tambyen vos arondji de este tan maraviyozo lugar yamado Ganeden, onde estuvitesh i gozatesh de todo lo bueno.


Despues de aver bivido repozados i kontentes, vos aspera agora en este mundo, muncho mal i estrechuras tambien, koza ke asta agora no saviash lo ke es. Ma kero ke sepash ke malgrado vuestra kulpa, mi kerensya i mersed enverso vozotros no menguo, i nunka kedare de kudyar i protejarvos.


Saviendo muy byen ke vos asperan munchas amarguras i sufriensas en la vida, desidi de kitar de mi trezoro, esta koza presyoza, esta perla yamada lagrima, i regalarvola.



Kuando akontesera algo i estaresh tristes, tendresh pena en el korason i en la alma, entonses de vuestros ojos kaeran lagrimas ke alivyanaran la pena i el pezgo de vuestra sufriyensa, i ansi vos sentiresh un poko mijor i la pena no sera tan pezgada..


Apenas el Senyor del mundo eskapo de dezirles esto, ke tanto se emosyonaron, Adam i Hava, les empeso a kayer de sus ojos, lagrimas ke se eskuryeron sovre sus karas i kayeron en basho.


Estas fueron las primeras lagrimas de la persona ke mojaron la tierra, i kuando despues por alguna razon o otra les kaiya lagrimas de sus ojos, eyos se kalmavan i la esperansa les tornava demuevo. Estas lagrimas ke el santo bendicho El regalo a Adam i Hava, kedaron despues para sus ijos i los ijos de sus ijos, para sus desendyentes, para syempre i syempre.


No ay dingun otro kriado en el mundo ke yora i le kayen lagrimas komo la persona. El manadero de lagrimas ke se topa en los ojos de kada uno i uno de mozotros es para alivyanar muestra pena i muestra tristeza, porke jeneralmente una persona despues de aver yorado se syente muncho mas kalmo i repozado.


Kontado por KAMELIA SHAHAR (ke este en Ganeden)

Eskrito por Benni Agudo, New York


Fuente: Sentro de Investigasyones sovre la cultura sefardí otomano turka.

1 comentario:

Jóse dijo...

¡Qué cuento más bello! Y que explicación tan lúcida, espiritualmente hablando, del por qué de las lágrimas.

¡Saludos!


pd.: fue, además, un gusto leerlo en voz sefardí.