lunes, 24 de noviembre de 2008

LA COMISION PARA LA UNIDAD DEL PUEBLO JUDÍO PROPONE UN NUEVO SISTEMA DE CONVERSIONES


Sinagoga del Tránsito - Toledo - España


Publicado en AURORA DIGITAL el 20 de noviembre de 2008.

El Consejo de Gobernadores de la Agencia Judía que se reunió en Jerusalén a comienzos de semana, debatió el tema de la conversión al judaísmo.


Los miembros de la Comisión para la Unidad del Pueblo Judío exhortaron a introducir cambios profundos en el sistema actual de conversión en Israel.


El proceso se suspende en muchos casos por la exigencia de partidos ortodoxos en el sentido que los conversos deben mantener una vida religiosa después de finalizado el proceso de conversión.


El profesor Iaacov Neemán, de amplia experiencia por haber integrado grupos de trabajo sobre el tema, llamó a crear una entidad independiente que se ocupe del tema, fuera de la órbita de la Oficina del Primer Ministro.


Junto con este llamado de la Sojnut apareció la información acerca de la decisión del ``lobby laico'' en la Knéset de crear tribunales de conversión que no tengan conexión con el Rabinato Principal.


Propone la existencia de cuatro clases de conversión: las ya conocidas de las corrientes reformista y conservadora a las que se sumarán otra laica y la del movimiento religioso sionista.


Las personas que se conviertan por medio de alguno de estos tribunales no podrán contraer matrimonio por el Rabinato pero, de acuerdo con la sentencia de la Suprema Corte de Justicia, el Ministerio del Interior deberá inscribirlos como judíos en el registro de población.


Tanto en la Agencia Judía como en las entidades que se ocupan del tema, ven el sistema actual de conversión como uno de los principales obstáculos para la decisión de hacer aliá de familias mixtas en las que uno de los cónyuges no es judío.