sábado, 28 de febrero de 2009

CONVENCIDOS PERO EQUIVOCADOS, de THOMAS GILOVICH

RECOMIENDO LA LECTURA DE ESTE LIBRO, una guía para reconocer espejismos en la vida cotidiana.

Como dijo Stephen Jay Gould:


"Cuando la gente no aprende herramientas para juzgar y simplemente confía en sus esperanzas, las semillas de la manipulación política están sembradas".


Las parejas estériles que adoptan un niño ¿tienen más posibilidades de concebir un hijo propio que las que no adoptan? Mucha gente cree que sí, pero no es cierto.


¿Nacen más niños cuando hay luna llena que el resto de los días? Las enfermeras de salas de maternidad creen que sí, pero tampoco es cierto.


Las creencias erróneas abundan tanto entre los legos menos informados como entre los profesionales.


En países desarrollados con más de un siglo de educación general obligatoria hay más gente que cree en la percepción extrasensorial que en la evolución. ¿Cómo pueden estar tan extendidas las creencias cuestionables, o demostradamente equivocadas? La evolución nos ha dado herramientas intelectuales poderosas para procesar grandes cantidades de información con rapidez y exactitud.


Pero el mundo no juega limpio. En lugar de proporcionarnos información clara, nos da datos desordenados, aleatorios, incompletos, no representativos, ambiguos, incoherentes, de percepción difícil o que nos llegan de segunda mano. Los intentos fallidos de arreglárnoslas con estas dificultades dejan al descubierto nuestras carencias en el modo de sacar conclusiones y producen los «hechos» de los que estamos seguros, pero que no son ciertos.


Este libro identifica los mecanismos que nos inducen al error. Y propone las estrategias necesarias para corregirlos, de modo que podamos pensar con claridad y desarrollar los hábitos mentales que estimulan una visión del mundo más exacta y menos vulnerable a la manipulación interesada.


Thomas D. Gilovich es profesor y director del departamento de psicología de la Cornell University. Ha investigado sobre la toma de decisiones y la «behavioral economics» (o psicoeconomía), y ha colaborado con los considerados fundadores de esta disciplina, Daniel Kahneman y Amos Tversky..


Fuente "Círculo Escéptico"

2 comentarios:

Félix Soria dijo...

¿Por qué será que los dos hemos tenido la idea ded promocionar el mismo libro?, en mi caso en la bitácora CDL, con la que colaboro:
http://casa-das-letras.blogspot.com/2009/02/convencidos-pero-equivocados.html
Saludos.

Rudy Spillman dijo...

Por demás interesante el tema que toca el libro y de la manera que lo expones pareciera que también es tratado con seriedad.
Te felicito por el blog, recibe mis mejores augurios de éxito.
Rudy